San José, 15 sep (Prensa Latina/EP) Expertos en biología, medicina y biotecnología aseguraron hoy que sus recomendaciones para realizar pruebas masivas y aislar a los positivos para enfrentar la Covid-19 en Costa Rica fueron desoídas por las autoridades sanitarias y nacionales.

La primera propuesta que hicimos no tuvimos ninguna respuesta, solo sabemos que la recibió el presidente Carlos Alvarado y el ministro de Salud Daniel Salas, indicó Tomás de Camino Beck, doctor en Biología Matemática, en entrevista a un informativo digital vinculado con la banca privada.

Camino Beck precisó que la primera tiene data 31 de marzo, la segunda en una reunión con personal de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y este 27 de julio enviaron a esa entidad y a la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) la propuesta ‘Cambio de la estrategia para detener y revertir el avance de Covid-19 en Costa Rica’.

El biólogo matemático reclamó al Ministerio de Salud la poca atención que le ha prestado a los expertos y refirió que entre las recomendaciones de julio pasado a la CCSS y la CNE aparece la importancia de las pruebas masivas.

Detalló que ‘el enfoque principal, es que aquí no se ha cambiado esa estrategia y es que se ve a la Caja como el primer frente y debería ser el segundo. El primer frente de batalla es detectar personas infectadas para ser aisladas, que ni siquiera lleguen al sistema de salud’, y así tener menos hospitalizados y en cuidados intensivos.

Asimismo, proponen realizar pruebas mucho más rápidas, que ya están siendo utilizadas por otros como en los sistemas LAMP —acrónimo de infraestructura de internet que usa varias herramientas—, que no requieren de personal técnico especializado ni de algún tipo de material reactivo complicado o caro de obtener, así como las ‘pool testing’ (test grupales).

El objetivo es anticipar, subrayó el biólogo matemático.

Las críticas a las pocas pruebas vienen desde el mismo inicio de la pandemia aquí en marzo pasado, incluso desde el exterior, como la del presidente de El Salvador, Nayib Bukele, quien afirmó que Costa Rica tenía pocos casos porque no realizaba pesquisas masivas.

Aunque han sido desoídos, Camino Beck espera que sean escuchados en algún momento y puedan ayudar en el manejo de la pandemia en Costa Rica, que hoy acumula 57 mil 361 confirmados, 621 decesos, y hay 620 hospitalizados, 243 de ellos en cuidados intensivos.

Los firmantes de esta última sugerencia son, además de Camino Beck, Andrés Gatica, de la escuela de Biología de la Universidad de Costa Rica; Juan Barrios, departamento de Informática Médica, Universitat de Barcelona; Alejandro Hernández, escuela de Biotecnología del Instituto Tecnológico de Costa Rica.

También, por Francisco Benavides Murillo, escuela de Matemáticas de la Universidad Nacional de Costa Rica; Antón Zamora, doctorando en Ciencias del Comportamiento, Universidad de Alcalá/BID.

Artículo Original