PrevieneCovid19.com

Los procedimientos de familia en Reino Unido y el Covid19 – diariojurídico.com

May 15, 2020 | Noticias CoronaVirus | 0 Comentarios

Es necesario distinguir que en Reino Unido hay tres sistemas jurídicos distintos: Norte de Irlanda, Escocia e Inglaterra y Gales, centrando la exposición a los procedimientos seguidos en Inglaterra y Gales al ejercer como Solicitor en Londres,  conocida como la “capital de los divorcios” en Europa, y en donde no se aplica ninguna legislación que no sea la inglesa, siendo ésta última muy discrecional y aplicable conjuntamente con la jurisprudencia al ser un sistema de Derecho Común. No existe regímenes económicos matrimoniales. Hay factores que van a tener en cuenta los jueces reflejados en la legislación conjuntamente con la jurisprudencia para decidir caso por caso. Cada familia recibe un traje a medida dependiendo de sus circunstancias particulares.

procedimientos de familia

Muy resumidamente y a modo de introducción, la primera cuestión a señalar es la importancia de tener en cuenta siempre la competencia judicial. Es necesario determinar qué países van a tener competencia en un divorcio internacional para decidir sobre los menores o sobre las pensiones ya que pueden ser varios. Por ejemplo en Inglaterra y Gales los acuerdos prematrimoniales no son ejecutables, solo tenidos en cuenta si cumplen unos requisitos por lo que tal vez para el divorcio sea más beneficioso la jurisdicción del país de origen, por cuanto los jueces pueden no admitir en algunos casos esos acuerdos prematrimoniales. 

En el proceso de divorcio intervienen dos tipos de abogados, los “Solicitor” y los “Barrister”: 

-Los “Solicitor” son los abogados que atienden al cliente, organizan el caso, los documentos, la estrategia,

– Los “Barrister”, son los abogados contratados por los solicitor que comparecen  ante el tribunal, y efectúan las peticiones al juez respecto al proceso. 

En Inglaterra y Gales el proceso legal de divorcio internacional es costoso y solamente quien tenga un nivel económico considerable puede acudir a un Solicitor, añadiendo que si uno de los cónyuges tiene una situación económica elevada el otro cónyuge podrá solicitar la financiación del proceso por la otra parte. La asistencia jurídica gratuita está limitada para las víctimas de violencia de género. En todo caso, aquellas personas que no tienen esa capacidad económica pueden efectuar la solicitud de divorcio de forma personal ya que la postulación procesal no es obligatoria. La duración de un proceso de divorcio no contencioso puede llevar aproximadamente seis meses. 

En Inglaterra y Gales todavía existe la necesidad de esgrimir una causa para el  divorcio, como puede ser el adulterio, la separación por dos años, la causa relativa al comportamiento irracional etc como prueba de que la ruptura es irreparable.  El divorcio solo puede ser solicitado transcurrido un año de matrimonio. Si bien la necesidad de establecer causas es una cuestión que está siendo muy debatida en  la actualidad y hay proyectos de ley para su extinción.  

En cuanto a la custodia/cuidado de los niños la competencia la tienen siempre los tribunales de su residencia habitual, esto es el lugar que constituye el  centro de interés de los niños. Hay más seguridad legal en los temas de menores con respecto a la competencia de los tribunales que en los temas de divorcio y patrimoniales internacionales.  

Pueden existir tres procesos de familia distintos:

  •  El proceso de declaración de la disolución del matrimonio por el divorcio. 
  •  El proceso sobre las medidas económicas y, 
  •  un proceso sobre la custodia/cuidado de los  niños.  

En el proceso sobre el cuidado de los niños, el juez no va a valorar si se está abonando la pensión de alimentos o que está pasando en la división patrimonial, únicamente decidirá sobre  la custodia en virtud del interés de los hijos  y  con fundamento en la relación con ambos padres, considerando que es un proceso muy justo desde la  perspectiva del niño, no siendo tampoco necesario  en esta fase la  asistencia de un Solicitor, al poder acudir directamente al tribunal sin abogado. Existe también una figura similar al trabajador social, el cual en caso de discrepancia entre los progenitores o relaciones negativas entre los padres o alegaciones con respecto a la capacidad de cuidado de alguno de los progenitores, realiza un informe o asesoramiento de la situación para ayudar al juez en su labor. Por último resalta la existencia de muchos casos de desamparo de los menores, niños que se encuentran con familias de acogida. Estos procedimientos no son administrativos sino judiciales. En estos procedimientos los niños son siempre parte en el proceso.

En todo caso, los asuntos en los que se valora la custodia (en Inglaterra no utilizamos custodia sino cuidado del menor) el juez dictará unas directrices generales después del informe del trabajador social y es habitual que por medio de negociación entre abogados se concluya una orden judicial final. Sin embargo siempre salvo aquellos progenitores que tengan una situación muy enfrentada que sí puede derivar en juicio, si  bien el sistema legal está diseñado para que las cuestiones relativas al cuidado de los niños  no finalicen en juicio y se incentiva la negociación y la mediación. 

La situación judicial por el Covid19

Desde el 23 de marzo cuando se decreta el Estado de Alarma en Inglaterra y Gales, el acceso a la Justicia se ha mantenido como un derecho de la sociedad adaptándose los tribunales de familia y los oficiales de justicia a las circunstancias y restricciones que conllevaban. Los juicios en familia, en particular los de menores se han mantenido y se han llevado a cabo de forma remota por plataformas de Zoom, Microsoft Teams o BT Connect de forma telefónica. Yo personalmente estaba representando a un padre español en una causa de sustracción de menores. El juicio final era el 27 de marzo y se llevó a cabo por Zoom declarando el trabajador social y las partes y con el apoyo de intérpretes. Se dictó una orden de retorno y la menor regreso a España a los días. 

Uno de los procedimientos que va a provocar la pandemia puede ser si se considera un Barder Event, es decir un evento que justifique que cualquiera de las partes pueda reabrir la decisión final ante los tribunales con respecto a la división patrimonial matrimonial ya que el valor del patrimonio ha sufrido un cambio de valor. Este tipo de proceso es posible en nuestra jurisdicción.


Autora: Carolina Marín Pedreño

Abogada internacional de familia en Inglaterra,  socia de la firma legal Dawson Cornwell y Presidenta Colegio de Abogados de Westminster and Holborn en Londres 

Artículo Original