PrevieneCovid19.com

«El COVID-19 ha descubierto el papel oculto de la Enfermería» – La Rioja

May 15, 2020 | Noticias CoronaVirus | 0 Comentarios

Irene Sáenz (Logroño, 1997) ha sido la alumna más destacada de su promoción en la UR y trabaja en la Residencia San Agustín, mientras prepara a la vez la especialidad de Enfermero Interno Residente (EIR)

–¿Qué supone un premio así?

–Sobre todo, reconocer uno de los mayores esfuerzos que he hecho para poder trabajar en lo que más me gusta en esta vida, que es mi profesión.

–¿Tuvo desde el principio claro que su futuro laboral estaría ligado a la Enfermería?

–Mi vocación siempre fueron las Ciencias de la Salud y la idea inicial era estudiar Medicina. Sin embargo, por medio punto quedé fuera de la nota de corte, así que decidí entonces probar con Enfermería y resultó que desde el primer día de clase me di cuenta de que esto era lo que quería ser. De hecho, ya ni me planteo la opción de Medicina.

–¿Ha tomado más relevancia la función de la Enfermería con la eclosión del coronavirus?

–Lo que ha hecho el COVID-19 es que la sociedad se dé cuenta por fin del valor de nuestro trabajo, descubrir el papel oculto que desempeña la Enfermería y que, como se ha demostrado, resulta fundamental.

–El reconocimiento a su expediente le llega trabajando y además en un lugar crítico durante estas semanas como han sido las residencias de mayores.

–Ha sido duro, pero muy gratificante. Después de trabajar tres meses en verano en el San Pedro, en febrero entré en la Residencia San Agustín de Logroño y al poco tiempo estalló la pandemia. Nadie está preparado para algo así, sobre todo sin tener aún experiencia, pero el resultado del esfuerzo colectivo ha sido maravilloso. Algo así como un ‘máster exprés’ en el que aprendes que con la colaboración de todos es posible lo que parece más complicado. Ahí está la ayuda de todos mis compañeros y la dirección del centro que son como mi segunda familia, pero también las aportaciones de material de mucha gente. Afortunadamente la incidencia aquí no fue muy alta porque se tomaron medidas de protección para los usuarios y el personal muy pronto, pero también ha habido situaciones duras.

–¿Cuál es la lección que más le ha calado y no estaba en los libros de texto?

–Que además de conocimientos, la Enfermería conlleva una tremenda carga física y sobre todo emocional. Muchos de los residentes preguntaban por sus familias y veían en la TV que la enfermedad estaba siendo muy agresiva. Nuestra labor también ha sido mantenerlos en contacto con los suyos, ejercer de psicólogas y darles cariño.

Artículo Original