PrevieneCovid19.com

Una nueva ola de Covid-19 dispara los contagios a 6.000 en Singapur – El Correo

Abr 18, 2020 | Noticias CoronaVirus | 0 Comentarios

Un repunte de contagios ha hecho saltar la alarma en Singapur, que se había convertido en un ejemplo a nivel mundial en medidas de contención del coronavirus. Tras confirmar este sábado 942 nuevos casos de la enfermedad, según datos ofrecidos por el Ministerio de Salud, el país se acerca a los 6.000 contagios. Según los investigadores, el foco de esta segunda ola parece encontrarse en los dormitorios donde se alojan trabajadores extranjeros. De los 623 casos de los que se informó el viernes, solo uno procedió de fuera de las fronteras del país, lo que significa que «los vectores internacionales de transmisión ya comienzan a circular soterradamente por diferentes sectores de la comunidad», han indicado las mismas fuentes.

La mayoría de los nuevos casos –588– han sido confirmados entre la población extranjera con permiso de trabajo alojada en zonas para inmigrantes. La semana pasada, Singapur anunció que trasladaría a este sector a campamentos militares y apartamentos vacantes del Gobierno.

Por el momento hay al menos 5.992 infecciones y 11 muertes por el virus, según han señalado las autoridades, que han reconocido su confusión por la nueva dirección que está tomando el virus. «Nos preocupa en especial que cada vez es más difícil vincular los nuevos casos e identificar la fuente de infección», ha explicado el Ministerio en un comunicado. «De hecho, el número de casos no vinculados en la comunidad ha aumentado ligeramente, de un promedio de 19 casos por día en la semana anterior, a un promedio de 22 por día en la última semana», han puntualizado.

Actitud modélica

A pesar de su cercanía con el epicentro de la pandemia, Singapur había sido capaz de frenar su expansión hasta ahora. Cuando el Gobierno chino alertó al mundo de la existencia del virus a comienzos de año, las autoridades singapurenses reaccionaron con rapidez para detener los contagios imponiendo un estricto régimen de vigilancia. Entre las drásticas medidas que se tomaron para frenar la transmisión del Covid-19 se encontraban la de aislar a cualquier turista con síntomas y someterle a un constante control durante dos semanas; prohibir todos los vuelos provenientes de Wuhan; poner en cuarentena obligatoria a todas aquellas personas que provinieran de lugares considerados foco de la pandemia, así como hacerles un interrogatorio para conocer dónde y con quién habían hecho contacto los últimos días; cierre de los centros educativos, etc.

De esa manera, Singapur ha sido uno de los grandes ejemplos más estudiados por el resto de países para aplicar modelos similares por la identificación de los pacientes infectados mediante la realización de test masivos, así como el aislamiento social efectivo mientras generaba un impacto mínimo en la economía.

Por otro lado, Singapur también ha optado por las nuevas tecnologías en su lucha para prevenir el avance del coronavirus. En ese sentido, un equipo de científicos del país ha desarrollado un robot desinfectante que imita los gestos humanos para ayudar el personal de limpieza. Se trata de XDBOT (robot de extrema desinfección), un robot rectangular en forma de caja montado sobre ruedas y armado con un brazo articulado que se puede operar de forma remota y alcanzar zonas que no son accesibles para su posterior desinfección.

Artículo Original